Diseño Independiente: El Dilema Comercial

Ideas trabajadas en procesos de conceptualización que se tiñen de los tonos que contiene la paleta de un artista. Una romántica ilusión que confronta al creativo con la dura y objetiva necesidad de vender sus piezas, en aras de mantenerse activo y sobrevivir en la difícil carrera empresarial de la industria que nos ocupa.

Por Luis Enrique Bolívar

Dentro del ámbito de la moda mexicana, algunos creativos se encuentran en un proceso evolutivo que para muchos de sus colegas implica el replanteamiento de sus métodos gerenciales en torno al área comercial.

Quienes hoy en día se erigen como protagonistas de la escena del estilo son aquellos han tenido una clara visión de la reinterpretación comercial de sus conceptos, ya que el verdadero diseño se ha enfrentado por años a la disyuntiva de dejar fluir por completo sus tintes artísticos o simplemente vender. Empero la combinación de ambos elementos es la respuesta ante la necesidad de permanecer y trascender.

Por una parte, de forma clara y como lo ha demostrado el paso del tiempo, la mayoría de las marcas que se encuentran del lado más industrial ha adquirido un contundente dominio de los factores económicos que brindan solidez a sus nombres. No obstante,muchos de ellos han dejado de lado lo que en términos de moda conocemos como propuesta y que genera un valor diferenciador que le permite competir de manera aún más efectiva e, incluso, puede garantizar el máximo respeto y la tan ansiada internacionalización en los mercados más relevantes del mundo.

Por otro lado, hallamos a los talentos independientes que buscan mantenerse fieles a su sentido creativo. Muchos de ellos nos han confirmado tal fidelidad a dicha filosofía cuya consecuencia natural ha sido la oda de parte de editores, críticos, estilistas y fanáticos, pero también de forma paralela, las dificultades económicas para respaldar su crecimiento empresarial. Nuestro sector productivo responde a la máxima “Vendes o desapareces” -dicho de manera coloquial-.

La efectiva participación en el mercado comercial implica la tarea de una formación gerencial por parte de los diseñadores o la alianza con los expertos de esa disciplina.

El binomio conformado por las habilidades creativas y las empresariales no es común en nuestros talentos.

Para aclarar de manera afortunadaa todos ellos cuál podría ser el camino adecuado, es menester revisar algunos aspectos que en otro sentido, amplían el panorama y brindan una esperanza a los talentos más apegados al mundo de las ideas, debido a que el negocio evoluciona de manera constante.

 El valor diferenciador de los productos en el terreno de lo estético, es clave para garantizar la aceptación de los clientes más exigentes. Los mercados se han ido diversificando y muchos de ellos se han sofisticado. Aunque falta un largo camino por recorrer, una incipiente demanda clama por ideas únicas, innovadoras y revolucionarias.

Esto confirma que el diseño original también puede vender, pero no debemos olvidar que aunque se cuente con ideas únicas, su materialización y la construcción de una estructura empresarial que les brinde soporte, deben ir de la mano.

Enero 2019

  • 15 Martes
  • 16 Miércoles
  • 17 Jueves
  • 18 Viernes
9 hrs - 20 hrs 9 hrs - 17 hrs