¡REGISTRATE Y VEN A NUESTRA PRÓXIMA EDICIÓN!

Trench coat: icono de la moda

Thomas Burberry la creó hace más de un siglo. Conoce por qué esta prenda tiene gran significado.

La gabardina es un ejemplo claro de funcionalidad y elegancia pura. Esta prenda no sólo otorga carácter al look, también protege de las inclemencias del clima (la lluvia, por ejemplo) y lo hace -en su mayoría- con total ligereza.

Esas han sido algunas de las razones que hacen de esta pieza de moda, una de las más usadas en todo el mundo desde décadas atrás. Sin embargo, cuando la gabardina lleva la etiqueta Burberry, existe un valor agregado basado en historia, tradición y por supuesto, diseño.

Te explicamos la razón…

Thomas Burberry (1835, Reino Unido) fundó su marca apenas pasando los 20 años de edad. Su visión, tenacidad y quizá algunas casualidades de la vida, le permitieron crear el tejido de gabardina que al día de hoy siguen otorgándole un estatus de lujo a la firma y el cual también ha sido replicado en todo el mundo desde otras perspectivas.

Uno de los momentos más relevantes arribó en 1914, cuando el diseñador recibió la solicitud de fabricar una prenda tan resistente como impermeable para los soldados en plena I Guerra Mundial (de ahí el concepto trench, de trinchera).

Por ello, hablar de la gabardina o de un Burberry (¡honor a quien merece!), es hablar de un objeto de deseo británico que se niega a desaparecer. Hoy por hoy, la firma continúa con su legado y a través de diferentes visiones creativas, sigue otorgando nuevos modelos e interpretaciones del trench coat, pero siempre respetando la esencia y la elegancia de la marca.

Desde el icónico color miel, hasta el más negro posible, las gabardinas son un verdadero must para los amantes de la moda.

Regresar al Blog

ESCRIBIR COMENTARIO