EDICIÓN 81, EVENTO EXCLUSIVO PARA MAYORES DE 18 AÑOS

Online: reto y oportunidad

El canal de venta en línea es un complemento que debes atender.

El crecimiento de las ventas en línea, o bien los puntos de contacto digitales, resultan imposibles de ignorar.

De acuerdo a múltiples reportes alrededor del mundo, las ventas después de la pandemia han demostrado la necesidad, así como el nivel de confianza que compradores de diferentes edades reflejan por este canal de venta (aumentando en porcentaje considerablemente mes tras mes).

Lo anterior no es de extrañarse. Y es que basta la búsqueda de un producto en particular para que el cliente pueda comparar, en cuestión de minutos, los precios, características o beneficios de aquello que desea, y que se encuentra disponible a través de diferentes vendedores de manera prácticamente inmediata.

Si cuentas con un negocio de moda, estamos seguros que has sido testigo de esta evolución. Por ello, ya sea que ofrezcas un producto a través del comercio electrónico (marketplaces o tu propio sitio) o desees hacerlo, hemos reunido algunos retos que deberás enfrentar con el objetivo de aprovechar esta dinámica que está lejos de desaparecer. 

Dinámica multicanal

Puede ser que tu cliente (ese que realmente ha regresado en diferentes ocasiones) ya hace compras de manera física, en tu punto de venta o stand.

Quizá, más adelante lo haga en línea o bien, un comprador potencial ha decidido hacer una primera compra de manera online para después repetirlo directamente. Sin importar el orden en que esto suceda, ajustar todos los aspectos para ofrecer una experiencia phygital es importante; sí, deberás cuidar que su proceso de compra y servicio sea efectiva en todo momento.

Logística

¿De qué sirve una venta electrónica si su entrega se demora más de lo prometido? Los procesos de envío deberán cuidarse tanto como el conocido costumer journey. Antes de hacer los envíos tú mismo, te sugerimos apostar por un tercero que sea experto en temas de logística. Un producto o pedido en línea que llega tanto en tiempo como en forma, siempre traerá en retorno mayores beneficios y posicionamiento para tu proyecto de moda.

Plataforma para todos

En ocasiones, los precios que tus productos reflejen en tu propia tienda en línea pueden resultar diferentes a los que maneja un distribuidor, un cliente mayorista o tu propia participación por ejemplo en una feria especializada. Si ese fuese el caso, te sugerimos encontrar el balance y, sobre todo, apostar por una comunicación asertiva que te permita explicar qué beneficio se tiene con una compra minorista, mayorista o bien, a través de un tercero.

Experiencia física (siempre)

Por último, recuerda, no importa qué tan efectivas las compras en línea sean para tu negocio. El canal de venta online es un complemento poderosísimo para las ventas físicas; en otras palabras, la industria de la moda jamás abandonará la magia que se produce cuando los compradores ven con sus propios ojos, tocan o se prueban alguno de los productos. Además, desde un stand o punto de venta, se podrán generar múltiples experiencias que terminan por otorgar valor a la marca como ninguna otra estrategia digital lo hará. ¡No lo olvides!

 

 

Regresar al IM Blog

ESCRIBIR COMENTARIO