EDICIÓN 81, EVENTO EXCLUSIVO PARA MAYORES DE 18 AÑOS

Negocio sostenible, ¿qué significa?

Una reflexión importante para el sector de la moda.

La actualidad demanda cambios urgentes en las diferentes industrias. Los procesos para generar productos, la comercialización y el manejo excesivo de los recursos naturales, son solo algunos de los tópicos que cada vez se ponen sobre la mesa con mayor frecuencia.

Dentro de los sectores que han entrado a esta reflexión, por supuesto, se encuentra la moda. ¿La propuesta? Todos los que integramos su cadena de valor podemos tomar decisiones para contribuir y generar cambios sustanciosos.

Si cuentas con un emprendimiento de reciente creación o una empresa consolidada, puede ser sostenible. Sí, más allá de buenas intenciones, ha llegado el momento de tomar acciones si se desea cambiar el rumbo en el corto, mediano y largo plazo.

Para enriquecer el tema, nos acercamos a Mireille Acquart, quien es consultora en sostenibilidad aplicada al universo de la moda. La experta comparte:

"Hablar de sostenibilidad es hablar de la gestión social, cultural, política y económica de los recursos, de la educación para una mejor forma de cohabitar en nuestros socios ecosistemas (sistemas naturales y sistemas sociales); así como de lograr una economía que considere que no hay sustitutos para lo que nos permite la naturaleza. Debemos concebir un sistema regenerativo, circular y socialmente más solidario y justo".

Al preguntarle sobre los conceptos comúnmente relacionados a este rubro, así como sus diferencias, por ejemplo, "moda sustentable" y "sustentabilidad en moda", Mireille Acquart comparte:

"Durante mucho tiempo hemos utilizado el término moda sostenible o sustentable para referirnos a una forma de crear productos o servicios con connotaciones de menor impacto ambiental o éticas; sin embargo, esto ha causado una dicotomía en la industria, abriendo bandos: la moda convencional, la que no es sostenible y la moda sustentable, 'la que salvará al planeta'. Hacer transformaciones sistémicas requiere de unidad y de mucho más que bandos de 'buenos' y 'malos'.

La sostenibilidad en una industria no distingue actores, se refiere a procesos, sistemas de innovación, tecnologías limpias o de menor impacto ambiental, técnicas de gestión de insumos y materiales, talento, conocimiento, y todo aquello que permita la eficiencia, eficacia y efectividad de un sistema: en este caso el de la moda (...)".

Dicho lo anterior, la sostenibilidad puede aplicarse en diferentes niveles, desde los diseñadores independientes hasta las cadenas globales. Como primeros pasos para lograr negocios de moda sostenibles, Acquart establece:

"Partamos de una primera necesidad: distinguir prácticas dañinas en nuestro sistema de abastecimiento, producción, comercialización y los efectos pos-consumo. Dirijamos esfuerzos al análisis de alternativas, como nuevas prácticas y técnicas de diseño y producción, la trazabilidad y la consciencia en el uso eficiente de materiales, la sustitución o eliminación de sustancias tóxicas altamente dañinas (...) la comunicación directa con los clientes (...) y muy importante, la consideración del talento humano (...) todos pueden emprender prácticas que sustenten un modelo de negocio responsable".

Sobre Mireille Acquart

Adentrada desde hace 15 años en la industria de la moda, se desempeña como analista de sostenibilidad corporativa, planner, speaker y consultora. Es CEO y fundadora de Ethical Fashion Space, empresa consultora en innovación sostenible que ofrece servicios como capacitación continua, consultorías, desarrollo de contenido especializado, entre otros.  

Regresar al IM Blog

ESCRIBIR COMENTARIO