¡REGISTRATE Y VEN A NUESTRA PRÓXIMA EDICIÓN!

¿Marketing social? ¡Conócelo!

Descubre una herramienta que puede ayudar a tu empresa de moda y la sociedad.

Las ventas son vitales. Sin ellas, la empresa no existe. Sin embargo, no son todo lo que debe perseguir tu firma de moda.

Sí, el mundo empresarial no sólo tiene entre sus objetivos ser parte de un sistema de generar capital y riqueza. Con su potencial, también puede ayudar a cambiar realidades en beneficio de quienes o aquello que más lo necesita.

Hoy en día, las empresas que toman acciones y ejecutan planes de trabajo con un eco social cuentan con mayores ventajas competitivas más allá de sus productos o servicios.

En términos de mercadotecnia, lo anterior parte de lo que se conoce como “marketing social”. Según puede consultarse en diversos sitios especializados, el reconocido Philip Kotler, llamado el padre de la mercadotecnia moderna, describía esta rama como el diseño e implementación de diversas acciones que aumentan la aceptación de una causa social en determinados grupos objetivos.

En otras palabras, las empresas pueden ser el conducto por el cual una realidad cambia (o al menos, empieza a cambiar). Y con ello, contribuir al mejoramiento social de una región en particular.

 Ejemplos de marketing social

Las empresas que deciden sumarse a esta tendencia, pueden hacerlo al utilizar su estructura: canales, productos o personal operativo. Por ejemplo, algunas cadenas de moda rápida a escala internacional, han utilizado almacenes para reunir prendas usadas y realizar donaciones.

Otras reciben prendas que, tras el paso de los años, son utilizadas como material para reutilizarse para diversos fines.

Por otro lado, hay algunas firmas de lujo que han apostado por generar diseños específicos y exclusivos. Con lo recaudado, se apoya a organizaciones que persiguen diversas causas.

También existen los eventos organizados de acento altruista; pasarelas, conferencias y venta suman esfuerzos para recaudar fondos.

Tengo una empresa de moda, ¿por dónde empiezo?

  1. Identifica un problema en tu comunidad o región.
  2. Pregúntate, ¿qué acciones puedo hacer a través de mi empresa para llegar a una solución o bien, generar un cambio?
  3. Asegúrate que esa estrategia se comunique no sólo a tus clientes externos, también al interior de la organización.
  4. Tus clientes y el resto de la sociedad pueden convertirse en embajadores de esa causa. 

En conclusión, la moda es una industria que puede generar eco en múltiples personas. Utiliza esa fortaleza para aportar a la sociedad y con ello, también generar reputación para tu marca así como acciones verdaderas en beneficio de una causa importante.

 

 

 

 

Regresar al Blog

ESCRIBIR COMENTARIO