EDICIÓN 81, EVENTO EXCLUSIVO PARA MAYORES DE 18 AÑOS

¿Marcas y empresas inclusivas?

La diversidad y la inclusión, dos conceptos relevantes e imprescindibles.

Durante los últimos años, la industria de la moda en una escala internacional -al igual que otros sectores de suma importancia- han puesto mayor atención a temas de gran magnitud como la diversidad y la inclusión.

Desde el punto de vista laboral, los gobiernos de diferentes países desarrollan campañas para concientizar a los empresarios sobre los beneficios que existen al apostar por equipos diversos (no sólo en las trincheras económicas, sino en el espectro social y cultural), lo anterior también ha tenido eco por supuesto en los procesos de comunicación, marketing, publicity, etcétera.

No es extraño. Los consumidores, cada vez más conectados y globalizados, exigen a las marcas/empresas productos e historias más justas y amigables con el entorno. Por ello, hoy queremos reflexionar a partir de información que te ayudará a reafirmar por qué debes crear un proyecto de moda (o fortalecer el que ya tienes) con la aplicación de estos conceptos.

La diversidad, desde su punto de vista más básico definido por la Real Academia Española es descrita como la variedad o diferencia, mientras que la inclusión como la acción o efecto de incluir. Bien, estamos seguros que ambos términos son mucho más que eso.

El primer concepto, sin duda, desde el ámbito aplicable para la industria de la moda, podríamos entenderlo como la representación de las personas en sus múltiples formas de expresión, características físicas, condiciones, creencias y más. Por su parte, el segundo concepto, la inclusión, tiene relación con la participación.

Unidos son una fortaleza total en todos los sentidos para nuestra industria. Por ejemplo, la generación de indumentaria, accesorios, joyería, calzado y otros productos de moda para un público más amplio resulta no solo un acierto comercial, también un deber de las marcas para erradicar estereotipos y combatir temas como la discriminación que aún siguen latentes, sobre todo, para grupos específicos de la población.

Como complemento vital de estas nuevas formas de producir, comunicar y entender la moda, las estrategias de branding han tenido un papel clave. No sólo se trata de incluir múltiples perfiles en una campaña específica (de una colección o producto), sino involucrar a la diversidad en todo momento, desde el respeto y sobre todo, el diálogo continuo.

Juntos, diseñadores, emprendedores, creativos, empresarios y compradores podemos aprender más al respecto.

Sabías qué…

En México existe la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación; se trata de un mecanismo de adopción voluntaria para reconocer a los centros de trabajo que cuentan con prácticas en materia de igualdad laboral y no discriminación, para favorecer el desarrollo integral de las y los trabajadores. Sí, esta certificación está dirigida a cualquier centro de trabajo (privado o público) sin importar su tamaño o sector al que pertenece.

Conoce más aquí.

 

 

 

 

 

Regresar al IM Blog

ESCRIBIR COMENTARIO