EDICIÓN 81, EVENTO EXCLUSIVO PARA MAYORES DE 18 AÑOS

La moda se pone olímpica

La inspiración deportiva es una oportunidad creativa y comercial.

El 2024 está a la vuelta de la esquina. La llegada del nuevo año marcará el regreso del evento deportivo más importante del mundo: los Juegos Olímpicos. Con sede en París, el encuentro se realizará del 26 de julio al 11 de agosto próximo.

Además de ser uno de los sucesos más entrañables para todas las generaciones, incluyendo a quienes recuerdan veranos de emoción en familia frente a un gran televisor como a las nuevas generaciones que siguen cada contienda desde su dispositivo móvil a través de las redes sociales, las olimpiadas, como se le conocen, también son una oportunidad comercial que impacta (de manera directa e indirecta a infinidad de industrias).

La moda, por supuesto, es una de ellas.

Y es que esta jornada es vista por millones de personas alrededor del mundo, lo que permite una derrama económica maravillosa no solo para la ciudad sede, sino para cada rincón del planeta que aprovecha -de manera inteligente- la ocasión para celebrar este suceso que de una u otra forma une a las naciones.

Hablando de la moda, son diversas las áreas de oportunidad que se presentan. Por ejemplo, las firmas deportivas más relevantes del mundo regularmente apuestan por patrocinios que les colocan en los reflectores, mientras que los diseñadores independientes también se suben a esta tendencia con propuestas de acento deportivo que empaten con su propio ADN.

Si cuentas con un proyecto o empresa de moda y deseas explorar esta dinámica, recuerda que si bien el año 2024 será una ocasión perfecta para dar un guiño al universo deportivo, también te enfrentas a un reto creativo que debe florecer de manera natural y, sobre todo, original para ser aceptado por tu buyer persona o los posibles nuevos compradores.

En lo que respecta a los noticieros mundiales, vale la pena destacar nombres como Stéphane Ashpool, quien es el fundador de la marca de estilo streetwear Pigalle. El representante de esta firma francesa será el encargado de diseñar el vestuario de los atletas franceses en los Juegos Olímpicos 2024, todo ello en colaboración con la marca deportiva Le Coq Sportif.

Esta dupla es el ejemplo de la relevancia que la moda tiene para semejante escaparate deportivo. Dos mundos tan diferentes como emocionantes que pueden unirse con entusiasmo.  Enhorabuena.

Regresar al IM Blog

LO QUE OTROS OPINAN

sains data

How is the Olympics portrayed in terms of its impact not only as an exciting event, but also as a commercial opportunity? Visit us Telkom University

ESCRIBIR COMENTARIO