⭐EDICIÓN 81, EVENTO EXCLUSIVO PARA MAYORES DE 18 AÑOS⭐

El poder del logotipo

Es un primer paso para distinguirte de la competencia.  

El logotipo es una parte fundamental de la identidad visual de una empresa; las características de una firma deben representarse y resumirse a través de diferentes herramientas que incluyen: colores, tipografías, imágenes, estilos, etc. 

Dentro de ese universo visual, se encuentra el logotipo.  

Éste se define como el símbolo gráfico de una empresa, marca o producto, y en ocasiones, se convierte en la única carta de presentación (por ejemplo, cuando las empresas se encuentran dirigidas a un público mayorista o bien, ofrecen proveeduría u otros servicios no dirigidos al público final).  

Si tu proyecto de moda sí dirige sus esfuerzos al cliente final, el logotipo se convertirá en un aliado poderoso dentro de tus estrategias de comunicación. Prácticamente, deberá estar presente en cada una de ellas o bien, parte de él.

 

Por todo lo anterior, hemos listado una serie de recomendaciones que te ayudarán a tomar mejores decisiones respecto a su desarrollo y uso:  

Un reflejo de tu marca 

El logotipo te ayudará a dar a conocer qué personalidad tiene tu empresa. ¿Seria, fresca, juvenil o elegante? Las posibilidades son infinitas.  

Único e irrepetible 

Piensa que debe distinguirte de la competencia. Será la primera cara con la que tus clientes podrán identificarte. 

El poder de la simpleza 

Los logos que han sido diseñados con simpleza y carácter visual, te permitirán generar un producto digerible para la vista, es decir, que no requiere tantos elementos para sorprender y revelar la identidad de tu proyecto de moda.  

Acércate a un profesional 

Si bien existen plataformas para la generación de logotipos o tu creatividad te ha invitado a diseñarlo tu mismo, te recomendamos acercarte con un diseñador gráfico. Un profesional te generará un logotipo que pueda usarse en diferentes aplicaciones (cuidando las escalas) y sobre todo, con larga vida. Piensa que un logotipo deberá verse bien a pesar del paso del tiempo.  

Evolución  

Cuando un logotipo ya está posicionado, sin duda, se convierte en una pieza histórica de tu empresa. Bien, eso no significa que nunca deba cambiar, por el contrario, podrás hacer algunas mejoras que le permitan adaptarse a la tendencias de comunicación y diseño actual, sin perder su ADN. 

Regresar al Blog

ESCRIBIR COMENTARIO