!REALIZA TU PRE REGISTRO HOY Y NO TE PIERDAS NUESTRA PRÓXIMA EDICIÓN!

DESPUES DEL COVID-19 ¿QUÉ LE ESPERA A LA INDUSTRIA?

Cinco puntos que marcarán un nuevo camino

Este arduo camino llegará a su fin, los avances en la lucha contra el Covid-19 deberán dar resultados en algún momento, la pregunta es ¿Cuál será el panorama una vez tranquilizada la tormenta que ha cambiado al mundo?

Nuestra percepción se basa en cinco puntos principales…

  1. La ruta de la supervivencia

Es inevitable intuir que al superar la pandemia tendremos un mercado en recesión, lo que obligará a los principales protagonistas de la moda a aumentar la planificación y adaptar sus modelos operativos a una nueva realidad. Las empresas que sobrevivan a la crisis inmediata habrán realizado intervenciones audaces y rápidas para estabilizar su negocio principal antes de buscar nuevos mercados, oportunidades estratégicas y futuros focos de crecimiento en una industria de la moda global que experimenta una transformación dramática.

  1. Mentalidad de descuento

A medida que los grandes descuentos plagan a los minoristas durante el resto de 2020, la acumulación de una década de cultura de compras de gangas se verá exacerbada por un aumento en el anti-consumismo, un exceso de inventario y consumidores con problemas de efectivo que buscan negociar a la baja o apagarse -Canales de precios. Para llegar a consumidores cada vez más sobrios y desilusionados, las marcas deberán encontrar formas ingeniosas de recuperar valor y repensar su misión comercial más amplia.

  1. Ascenso hacia lo digital

El distanciamiento social ha puesto de manifiesto la importancia de los canales digitales más que nunca y han elevado lo digital como una prioridad urgente en toda la cadena de valor, pero, a menos que las empresas escalen y refuercen sus capacidades digitales en la fase de recuperación de la crisis, sufrirán en el plazo más largo. Los consumidores seguirán exigiendo más en este espacio y las marcas deben actuar con rapidez para cumplir.

  1. Sacudida y cambios

La crisis sacudirá a los débiles, envalentonará a los fuertes y acelerará el declive de las empresas que ya estaban luchando antes de la pandemia, lo que provocará oleadas masivas de consolidación, fusiones y adquisiciones e insolvencias. Para asegurar su futuro, las empresas deberán adaptarse al nuevo entorno del mercado mediante la evaluación de oportunidades de inversión y adquisición para fortalecer su núcleo y capturar los espacios en blanco que surgen de la reorganización.

  1. Innovación imperativa

Para hacer frente a las nuevas restricciones, mitigar el impacto dañino de la pandemia y adaptarse a los cambios económicos y de los consumidores, las empresas deberán introducir nuevas herramientas y estrategias en toda la cadena de valor para preparar sus modelos de negocio hacia el futuro. Los protagonistas de la moda deben aprovechar estas innovaciones y ampliar las que funcionan para realizar cambios radicales y duraderos en sus organizaciones y en la industria en general, una vez que se calme la tormenta.

Regresar al Blog

ESCRIBIR COMENTARIO