⭐EDICIÓN 81, EVENTO EXCLUSIVO PARA MAYORES DE 18 AÑOS⭐

Conexión emocional, vende más

Una estrategia de marketing que transformará a tus clientes en embajadores de marca. 

Mantener un negocio de pie es una tarea compleja. Encontrar un nicho de mercado, ofrecer un producto atractivo y sobre todo, seguir a flote pese a los cambios en la forma de consumo es parte de los desafíos actuales para las empresas de moda.  

Y para dicho proceso, en la mercadotecnia encontraremos diversas estrategias que serán de utilidad.  

Una de las más poderosas apela a los sentimientos. Bajo el concepto “marketing emocional”, descubriremos una corriente que habla sobre la relación afectiva que existe entre los consumidores y las marcas.  

¿Cómo lograrlo? Si bien no hay una receta concreta, lo cierto es que como creadores de productos de moda también lo somos de historias. Primero, deberás preguntarte, ¿qué historia está ligada a tu firma de moda? Y sobre todo, qué objetivos persigue frente a los clientes: ¿qué desea contarles?, ¿qué beneficios encuentran más allá de un producto o servicio?, ¿qué valor agregado le otorgas?, ¿qué sensaciones quieres provocar en ellos?, ¿cuál es tu mantra de marca y por qué deseas compartirla con el mundo?  

Una vez tengas lo definido lo anterior, asegúrate de contar dicha historia en todas tus plataformas de comunicación: punto de venta, sitio web, redes sociales, publicaciones, etc.  

Aspectos como el color, los mensajes (contenido escrito y visual), el capital humano como una extensión de la firma, así como la congruencia entre lo que se dice ser y se hace es vital. Por ejemplo, si entre tus productos se encuentran productos dirigidos al público infantil, pregúntate, ¿apoyas a alguna causa que contribuya a los niños o sus familias? Si la respuesta es no, podrías comenzar a buscar de qué manera involucrarte con sus causas y universo.  

Dicho lo anterior, los esfuerzos publicitarios y de comunicación, podrán humanizar tu producto o servicio (por ejemplo, portar el rostro de alguien o contar una situación que apele a las emociones del cliente).  

Buscar la interacción con tus compradores a través de causas sociales será otra alternativa; eso sí, no cometas el error de establecer un objetivo comercial en su mayoría, es válido que tu firma busque regresar algo a la sociedad o perseguir una causa específica; y esa dinámica en el futuro te ayudará a posicionar mejor tu firma (y con ello, lograr mayores ventas).  

En conclusión, una buena estrategia de marketing con dosis emocional hará que los compradores pasen a ser clientes y finalmente, se transformen en embajadores de la marca porque creen en ella.  

Regresar al IM Blog

ESCRIBIR COMENTARIO